SOBRE LA CATEDRAL DE BURGOS

menu

Camino de Santiago

CAMINO DE SANTIAGO

Burgos es uno de los hitos fundamentales para comprender el trazado peninsular del Camino de Santiago. El paso de esta vía de peregrinación jacobea marcó la historia y el desarrollo urbano de la ciudad durante varios cientos de años. Todas sus instituciones religiosas, incluida su magnífica Catedral, giraban en torno a los peregrinos. Además, sus 35 hospitales convirtieron a la ciudad del Arlanzón en la ciudad más hospitalaria de Europa.

Fue tanta la influencia del Camino de Santiago en la configuración urbana de Burgos que en el plano actual se ha conservado con toda exactitud el trazado histórico de la ruta de peregrinos. Con un nombre tan evocador, la calle de Las Calzadas no puede negar su origen jacobeo. Al final de esta se alza el restaurado convento renacentista de San Bernardo.

Plaza de San Juan

A la amplia plaza de San Juan, que recibe a los peregrinos con la fresca sombra de unos tilos, se abren el Monasterio de San Juan —con el museo del pintor Marceliano Santamaría— el Hospital de San Juan, hoy en día Casa de Cultura, y la iglesia de San Lesmes. Tras cruzar el puente medieval sobre el río Vena, el arco de San Juan permite enfilar por toda la larga calle del mismo nombre hasta enlazar, por la calle de Avellanos, con la antigua rúa de Fernán González.

Calle Fernán González

En todas estas calles burgalesas se pueden apreciar las originales y decimonónicas galerías o balcones de madera acristalada que engalanan casi todas las casas. Todavía quedan algunos restos —por ejemplo, el palacio renacentista del Cubo que es sede del moderno albergue de Peregrinos—, del esplendor medieval y moderno que en su día tuvo la señorial calle Fernán González.
Tras pasar por la plaza de los Castaños —en cuyo subsuelo descansan los restos románicos de la iglesia de San Román—, la citada calle permite llegar a la Catedral y descubrir una de sus perspectivas más insólitas. Tras visitar esta impresionante joya del arte gótico, declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, no hay que dejar de ver la iglesia de San Nicolás de Bari con su famoso retablo en piedra de Francisco de Colonia.

Puente de Malatos

Por la misma calle y pasando muy cerca del arco de Fernán González, el monumento al Empecinado y el “Solar del Cid” se alcanza el arco mudéjar de San Martín por el que se sale del casco antiguo y amurallado de la ciudad. Las calles del Emperador y de Villalón permiten descender hasta el puente de Malatos para cruzar el río Arlanzón. Por el sombreado parque del Parral es fácil localizar la capilla de San Amaro y el renombrado Hospital del Rey, que en la actualidad acoge varias dependencias de la Universidad de Burgos.

Hospital del Rey

El Hospital del Rey es uno de los hitos jacobeos con más raigambre de todo el Camino de Santiago. Fundado por Alfonso VIII a finales del siglo XII y puesto bajo la jurisdicción de la abadesa de las Huelgas Reales, su primitiva construcción cisterciense fue sustituida, en tiempos del emperador Carlos I, por otra de estilo renacentista. En la actualidad acoge la Facultad de Derecho y el Rectorado de la Universidad de Burgos.

Siguiendo la ruta...

Siguiente