SOBRE LA CATEDRAL DE BURGOS

menu

Desde Las Huelgas Reales

 

Otro monumento imprescindible de Burgos son Las Huelgas Reales. Un monasterio de monjas cistercienses, fundado en 1187 por Alfonso VIII como panteón real, que impresiona por su belleza formal y por el ingente patrimonio acumulado entre sus muros. Aunque resulte contradictorio, en su interior se conservan algunas de las construcciones de más clara raíz musulmana de toda España. Los expertos nos dicen además que en Las Huelgas se ensayaron muchas de las técnicas constructivas de un nuevo estilo arquitectónico que unas pocas décadas después se plasmaría con todo su esplendor en el gótico de la Catedral burgalesa.

Cumbre del arte cisterciense

Mientras el exterior de Las Huelgas refleja con exactitud la planificación habitual en los monasterios cistercienses —con su acusado juego de volúmenes entre las tres largas naves, el crucero con sus hastiales y la maciza torre que preside el conjunto—; en su interior lucen con luz propia la iglesia y el panteón real. En este último ámbito, ya dentro de la clausura, destaca el doble sarcófago en el que están enterrados los fundadores. La sala capitular, considerada la joya del arte cisterciense español, las Claustrillas, claustro de inspiración románica, y las capillas, con llamativos elementos del arte hispanomusulmán, de La Asunción y de Santiago completan su rico patrimonio.

Museo de Ricas Telas

Es uno de los museos de tejidos más importantes y con mayor originalidad del mundo. Su importancia radica en la magnífica colección de vestimentas de los siglos XII y XIV que se han conservado en la mayoría de las tumbas que componen el panteón real. Tafetanes y brocados de seda con ricos entorchados de oro y plata son la base principal de las aljubas, pellotes y mantos, tanto femeninos como masculinos.

Siguiendo la ruta...

A la Cartuja, que está un poco más lejos del centro se llega enlazando por el Bulevar del Ferrocarril, diseñado por los prestigiosos arquitectos Herzog & de Meuron. También caminando por las riberas del Arlanzón y los parques de La Quinta y Fuente del Prior.

Siguiente